Separación

Endometriosis y Fisioterapia

Endometriosis

¿Qué es la endometriosis?

Si padeces de dolor pélvico asociado a esta enfermedad este artículo te interesa: ¿Ya conoces la labor de la Fisioterapia del suelo pélvico en el tratamiento de la Endometriosis? Ciertamente la Fisioterapia del suelo pélvico no cura la enfermedad, pero ayuda a mejorar el dolor y la calidad de vida de las pacientes que la padecen.

La Endometriosis se define como la implantación y crecimiento benigno de tejido endometrial  (que es el que recubre internamente el útero) en otras localizaciones como el peritoneo pélvico (membrana que sirve de sostén de los órganos pélvicos) y los ovarios. Al implantarse las células endometriales se inflaman en cada ciclo menstrual para desprenderse como harían estando en el útero con la diferencia de que no pueden eliminarse mediante el sangrado siendo causa de dolor.

Es una afección que afecta a cerca de un 10 por ciento de la población, altamente infradignosticada, crónica y que puede resultar muy invalidante siendo causa de dolor pélvico crónico e incluso en casos más graves produciendo infertilidad.  La Endometriosis se asocia a menarquia precoz (primera menstruación antes de los 11 años).

Síntomas y Signos habituales

No todas las mujeres que padecen Endometriosis tienen clínica. Algunas pueden pasar muchos años e incluso su etapa fértil sin tener molestias. En otras sin embargo se producen cuadros de dolor pélvico y gastrointestinal así como dolor durante las relaciones sexuales.

Los síntomas que más comúnmente se ven son:

  • Dismenorrea (dolor durante la menstruación).
  • Dispareunia (dolor durante las relaciones sexuales)
  • Dolor pélvico, abdominal o de espalda durante el ciclo, no solo durante la regla.
  • Dolor al orinar o defecar.
  • Hemorragias.
  • Hiperactividad del suelo pélvico.
  • Hipersensibilidad de la vejiga, tenesmo vesical y rectal.
  • Dolor a extremidades inferiores que simulan meralgia.

 

El alcance o estadío de la Endometriosis no determina la clínica de la paciente siendo esta muy heterogénea lo que complica el diagnóstico. Otros síntomas que se han visto asociados a la enfermedad como en otros cuadros de dolor crónico son la ansiedad, fatiga y alteraciones del sueño.

Causas de la endometriosis

La causa real de la endometriosis todavía es desconocida aunque sigue en estudio. Se asocia a factores genéticos y hormonales, con un carácter ESTRÓGENO DEPEDIENTE. por lo cual el estilo de vida  podría tener un gran impacto en su desarrollo.

No se sabe si el orígen real puede ser por vía ascendente a través de las trompas…..o que halla células indiferenciadas en el cuerpo que se transformen a células endometriales creándolas fuera del endometrio.

«Las anomalías epigenéticas constituyen un factor de riesgo, de modo que las influencias ambientales, los hidrocarburos y los disruptores endocrinos  (mezclas de químicos) que se usan en muchos productos cosméticos podrían influir determinando su aparición».

Edurne Escalada

Diagnóstico y tratamiento médico

La primera sospecha de Endometriosis viene dada por la historia de la paciente cuando relata su sintomatología en consulta. Ante la sospecha la siguiente medida es realizar una ecografía aunque en ocasiones por la localización de las lesiones es complicada de ver haciéndose necesario una laparoscopia.

El tratamiento medico consiste en evitar la progresión de la enfermedad cortocircuitando las hormonas mediante el uso de anticonceptivos. En algunos casos hay que intervenir y retirar las lesiones de forma quirúrgica.

Durante el embarazo no hay menstruación y por tanto no hay progresión de la Endometriosis aunque esta si que puede generar problemas para quedarse embarazada debido entre otras cosas a las adherencias y la congestión pélvica.

Fisioterapia en la endometriosis

La fisioterapia puede ayudar al manejo del dolor y al tratamiento de la endometriosis.

El cuadro habitual de las pacientes es: dolor durante la menstruación, dolor sexual, congestión y en ocasiones hipertonía (exceso de tensión en la musculatura pélvica).

«La fisioterapia pelviperineal ayuda a aliviar el dolor, regular la hipertonía perineal, descongestionar la pelvis y soltar las adherencias.»

Edurne Escalada

Las técnicas aplicadas no eliminan la endometriosis pero sí los síntomas y las adherencias, proporcionando mejor calidad de vida a las mujeres. Las técnicas de TERAPIA MANUAL de que nos servimos con:

  • Terapia manual osteoarticular.
  • Tratamiento de puntos gatillo miofasciales.
  • Movilizaciones del útero y descongestión de fondos de saco.
  • Terapia manual visceral.
  • Terapia descongestiva de la pelvis.
  • Aspiraciones diafragmáticas y gimnasia hipopresiva.
 

La tecnología también nos ayuda al tratamiento: técnicas como la RADIOFRECUENCIA resultan útiles para mejorar la vascularización, la congestión y el dolor de forma no invasiva y muy agradable para la mujer.

La FISIOTERAPIA INVASIVA, mediante el uso de agujas de punción ya sea con punción seca para el tratamiento de los punto gatillo miofasciales, o mediante NEUROMODULACIÓN DEL SUELO PÉLVICO, con aplicación de corrientes TENS ayudan mucho al alivio del dolor de una forma segura y eficaz.

Endometriosis y estilo de vida

La dieta influye sobre los procesos de nuestro cuerpo, es obvio y comprensible su impacto sobre mucosas, sistema inmunitario y endocrino. Una alimentación adecuada conseguirá entre otras cosa ayudar a regular el clima hormonal y el eje que regula la inflamación.

Los objetivos que se buscarán son: regular la producción de estrógenos, la inflamación, regular las prostaglandinas (células inflamatorias) y reforzar al sistema inmunitario.

Tomar verduras, frutas de temporada en una dosis adecuada, carne no hormonada y pescado de calidad, productos ricos en omega 3 para asegurar los ácidos grasos, una ingesta hídrica correcta… Son elementos que nos ayudarán a regular la inflamación. Productos fitoterapeúticos como la milenrama, ulmaria, zarzaparrilla, borraja…ayudan tambien con la congestión pélvica.

Se recomienda del mismo modo realizar ejercicio físico de forma habitual: estiramientos, movilidad, trabajo del CORE, hipopresivos, ejercicios de fuerza y aeróbicos, siendo la combinación de todas ellas super beneficioso para mejorar el trofismo y segregar serotonina, hormona contraria al dolor.

La buena higiene del sueño, despertarse con luz, evitar los tóxicos y la gestión emocional también ayudan en una enfermedad que es SISTÉMICA, siendo el estilo de vida lo que puede marcar en gran medida también la gestión del dolor, la clínica de la paciente e incluso la progresión de la enfermedad.

Espero que esta información te halla resultado útil, ¿Padeces Endometriosis? ¿Te habían contado esto alguna vez?

¡Comparte el artículo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Difusión, educación, vivir nuestro cuerpo y nuestra anatomía de forma consciente, plena y sin tabús.

Separación

@edurne_escalada

“ Tu viaje hacia
una mejor salud pélvica.”

Abrir chat
Hola 👋
¿En qué puedo ayudarte?