Salud Pelvi-perineal

¿Sabías que los Fisioterapeutas también tratamos problemas de tipo uroginecológico y sexual?

«No te conformes, puedes mejorar tu vida íntima si sabes como»

¿Qué es la Fisioterapia Pelviperineal?

Más conocida como suelo pélvico, es aquella rama de la Fisioterapia que se dedica al tratamiento de las disfunciones del suelo pélvico y de la esfera lumbopelviana que afectan a la micción, defecación, postura y sexualidad. Es por ello que trabaja desde diferentes ámbitos y tiene distintas sub-especialidades.

Cómo puedo ayudarte

Me dedico al diagnóstico y rehabilitación de disfunciones de la esfera pelviana en mujeres desde hace años, todo desde una perspectiva global y humanizada, centrada en la persona.

Tras la primera visita dónde se recoge una anamnesis, el motivo de consulta y se hacen una serie de test diagnósticos te contaré en función de lo que encuentre que soluciones podemos dar a tu problema, estableciendo un plan de tratamiento para tu caso en concreto.

El tratamiento posterior abarca desde técnicas pasivas, a ejercicio terapéutico y terapia comportamental.

¿Cómo puedo saber si necesito una valoración?

La Fisioterapia pelviperineal no solo trabaja desde la rehabilitación una vez instaurado el síntoma sino desde la prevención.

La prevención es clave en salud, por tanto, te aconsejo como profesional que te hagas una valoración pelviperineal si…

  • Has sido mamá, estas embarazada o estás buscando un embarazo
  • Si realizas deporte de impacto como crossfit, running o levantas cargas
  • Si estas en el climaterio o menopausia
  • Te has realizado una intervención quirúrgica abdominal o pélvica
  • Tienes un trabajo muy sedentario o por el contrario mueves pesos
  • Has pasado por algún tratamiento de quimio o radioterapia

Si ya han aparecido los síntomas te diré que no esperes, el problema no va a desaparecer sino le pones soluciones y todo resultará más sencillo cuanto antes tomes las riendas de la situación. Te recomiendo que te valores si…

  • Se te escapa el pis, aunque sea unas gotitas
  • Se te escapan los gases o las heces
  • Tienes dolor anorectal o estreñimiento
  • Padeces de dispareunia, dolor asociado a la penetración con el sexo
  • Tus menstruaciones son dolorosas
  • Tienes infecciones urinarias o vaginales de repetición
  • Padeces de dolor lumbar, abdominal o pélvico desde hace tiempo
  • Tienes sensación constante de tener llena la vejiga
  • No consigues llegar al orgasmo o te cuesta mucho
  • Tienes síntomas como sequedad vaginal o hiposensibilidad coital
  • Notas aumento de la abertura vaginal o de un bulto que entra y sale
  • Tienes dolor en el cóccix tras una caída reciente o de hace años

«El síntoma no habla de lo que tienes, cada caso es diferente. No te autodiagnostiques»

Edurne Escalada Gil
A %d blogueros les gusta esto: