Beneficios de la terapia manual en el embarazo

Hoy vengo a hablaros un poquito más acerca del embarazo, los cambios en el cuerpo de la gestante de como la Fisioterapia puede ayudaros enormemente a tener una gestación más saludable. Muchos estudios respaldan el ejercicio físico, la alimentación y el descanso como los pilares básicos para garantizar un buen embarazo y prevenir la aparición de diferentes complicaciones como son la preeclampsia, la diabetes gestacional, el estrés y el dolor musculoesquelético.

Cuanto mejor salud goce la mamá, mejor salud gozará el bebé y es fundamental para ello atender a todos los aspectos que intervienen sobre dicha salud; es necesario que exista un equilibrio entre las adaptaciones mecánicas, los cambios hormonales y emocionales. Pero yo digo, ¿Qué ocurre cuando aún haciendo todo lo que hay que hacer para garantizar un buen embarazo la mamá tiene dolor, pérdidas de orina, estreñimiento o molestias digestivas?

Por suerte, la Fisioterapia entre sus muchas herramientas dispone de la Terapia Manual, un conjunto de técnicas que ayudarán a la futura madre a encontrar un bienestar completo y a preparar su cuerpo para el momento de la concepción.

¿Qué es la Terapia Manual?

Se define como Terapia Manual al conjunto de técnicas destinadas al tratamiento de las condiciones neuro-músculo-esqueléticas disfuncionales del ser humano, mediante manipulaciones manuales musculares y articulares y que conducen al alivio del dolor y restablecimiento del movimiento.

Se incluyen en ellas las manipulaciones de alta velocidad, las movilizaciones lentas, los estiramientos, la terapia miofascial, el tratamiento manual de los puntos gatillo, etc.

La aplicación de la Terapia Manual resulta especialmente útil en el embarazo, siempre atendiendo a las características propias del cuerpo de la gestante, ejecutadas en la medida, intensidad y estructuras apropiadas consigue aliviar el dolor, mejorar el movimiento y crear un tremendo bienestar en la mujer.

Objetivos de la Terapia Manual durante el embarazo

La terapia manual tiene múltiples beneficios para la mujer gestante, y se puede aplicar para aliviar diferentes dolores y reestablecer el movimiento de diversas estructuras:

  • Mejorar la movilidad diafragmática y de las costillas
  • Aliviar tensión cervical y mandibular
  • Mejorar la movilidad de las diferentes cavidades y fluidos
  • Disminuir la tensión del útero facilitando el movimiento del bebé
  • Aliviar dolores lumbares y pélvicos
  • Mejorar la circulación de retorno de las piernas
  • Aliviar la tensión de la cadena posterior de las piernas y la planta del pie
  • Mejorar la axialidad y la capacidad de elongación de la gestante
  • Disminuir la tensión abdominal y de la línea alba
  • Prevenir la aparición de dolores dorsales
  • Aliviar molestias digestivas y el estreñimiento
  • Contribuye a mejorar la propiocepción del periné
  • Prepara el canal de parto y la pelvis para el parto

La Terapia Manual ayuda a la mujer durante el embarazo a tener una mejor adaptación a los cambios biomécanicos, aliviando el dolor, mejorando la movilidad y aportando bienestar, así como preparando la pelvis y el suelo pélvico para el parto

Cuándo acudir a hacer un valoración con tu Fisioterapeuta

Si estás pensando en quedarte embarazada te diré que es muy interesante que previamente hagas una visita a tu fisioterapeuta experto en Uroginecología y Obstetrica ¿Porqué? Porque nos da una gran cantidad de información conocer de que base partimos, esto es conocer la tipología de la futura mamá que puede determinar la capacidad que su esqueleto tiene a los diferentes cambios durante la gestación. De esta forma conoceremos los puntos débiles y fuertes y podremos ofrecerte un programa más adaptado de cara al embarazo.

Igualmente podemos asesorarte en cuanto a ejercicio físico prenatal, aconsejarte sobre pautas para que tengas un embarazo más saludable y prevenir problemas futuros. Igualmente establecer un plan de preparación a la maternidad puede ser muy útil y ayuda a la mujer a conocer la mecánica del parto así como enseñar que ejercicios realizar para mejorar la dilatación, control de la respiración, etc.

Si ya te has quedado embarazada y has empezado a notar molestias, tirantez o sobrecarga, por ejemplo de la zona lumbar o si quieres asesorarte sobre cuestiones como el masaje perineal, el trabajo de la pelvis o el suelo pélvico, nunca es tarde para que acudas a valorarte.

Si además es tu segundo hijo, si ya tenías algún problema previo como incontinencia urinaria o estreñimiento no dudes en hacerte una valoración.

Problemas que aborda la Fisioterapia Obstétrica con Terapia Manual

Son muchas las disfunciones sobre las que puede actuar la Fisioterapia tanto con terapia manual como por medio de reeducación postural y ejercicio terapéutico:

  • DOLOR LUMBAR
  • DOLOR DE CADERAS
  • DOLOR PUBICO
  • MOLESTIAS ABDOMINALES
  • CIATALGIAS Y DOLORES SACRO-ILÍACOS
  • CONTRACTURAS Y PESADEZ CERVICAL
  • EDEMA DE LAS PIERNAS Y VARICES
  • VARICES VULVARES Y CONGESTIÓN DE LA PELVIS
  • PÉRDIDAS DE ORINA
  • ESTREÑIMIENTO
  • NAÚSEAS Y REFLUJO
  • HINCHAZON DE LAS MANOS

Igualmente la realización de ejercicio es imprescindible durante los 3 trimestres de gestación. Si quieres saber más sobre ejercicio físico en el embarazo click aquí.

El suelo pélvico es otra de las estructuras que habrá que valorar durante la gestación, ya que su tono debe adaptarse junto a la faja abdominal y el resto de las estructuras a las cargas biomecánicas. Además es muy interesante trabajar su movilidad, propiocepción y elasticidad de cara al parto, sobretodo en el último trimestre del embarazo.

Publicado por Edurne Escalada

Fisioterapeuta Uroginecológica y Obstétrica. Especialista en Terapia Manual y dolor miofascial

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: