Embarazo y diástasis abdominal

Seguro que alguna vez has oído a cerca de la diástasis abdominal.

Tal vez estes leyendo esto porque te han dicho que tienes diástasis de los rectos o quizá estés embarazada o en postparto y te estas preocupando de si tienes diástasis o no ….

¿Notas un bulto a la altura del ombligo que aparece cuando te doblas hacia adelante? Sigue leyendo..

Qué es la diastasis recti

La diástasis de los rectos es un aumento de espacio o separación entre los rectos abdominales, lo que vulgarmente conocemos todos como «la tableta». Se produce cuando esa línea (línea alba) que separa ambos tabiques se abre en exceso y no tiene suficiente capacidad de contener los incrementos de presión abdominal.

La diastasis puede verse aumentada por diversos factores aunque es cierto que en la mujer uno de los momentos más determinantes es el embarazo, como no podía ser de otro modo. Durante el embarazo el abdomen aumenta de tamaño y empuja hacia afuera estirando la línea alba como resultado del crecimiento del útero.

Eres mamá? Te ayudamos a superar la diástasis abdominal - YoFisio

La diástasis durante el embarazo es fisiológica, pero no debe mantenerse en el postparto.

Qué problema puede dar la diástasis recti

La diastasis recti produce una mala amortiguación de los esfuerzos sobre nuestras vísceras:

Cuando nuestro abdomen trabaja de forma correcta y realizamos un esfuerzo nuestros órganos se desplazan hacia abajo y hacia atrás, dónde tenemos el sacro y un plexo nervioso muy rígido que amortiga esta presión.

Pero si tenemos un abdomen que no trabaja correctamente la presión resultante desplaza los órganos hacia abajo y hacia adelante lo que acaba por debilitar el suelo pélvico, hipermoviliza nuestra uretra y acaba produciendo prolapsos y síntomas como la incontinencia urinara.

También pueden producirse hernias a nivel abdominal, que es el desplazamiento de las vísceras hacia afuera, causando molestias y problemas digestivos.

Además si nuestro abdomen no es competente nuestra fascia torácolumbar también cederá, nuestra columna lumbar sufrirá y puede verse afectada toda nuestra postura.

Cómo saber si tengo diástasis recti

La diástasis recti se valora en un sencillo test que consiste en poner los dedos a nivel de la línea alba y hacer una flexión de la cabeza, elevando el tronco. Cuando hacemos esto aumenta la presión abdominal y pueden pasar 3 cosas que sentimos bajo nuestros dedos:

  1. Que no se cierre la linea alba: quiere decir que tienes diástasis recti anatómica, ya que los rectos no se cierran como deberían al incremento de la presión.
  2. Que se cierre: puede que en reposo notes separación pero si se cierra al esfuerzo es que tu diástasis es funcional, se activa correctamente cuando toca. Se puede corregir con reeducación.
  3. Que tus dedos sean empujados hacia afuera: no es valorable, significa que hay una hiperpresión por tensión del diafragma u otras estructuras que hay que tratar primero antes de la diastasis y a la par.

Tu fisioterapeuta pelviperineal puede valorar tu diástasis en consulta utilizado este test u otros y mediante ecógrafo.

Cómo prevenir el hiperestiramiento de la diástasis durante el embarazo
  • No coger mucho peso, maximo 9 a 10 kilos.
  • Controlar los gases y el estreñimiento.
  • Tener la pelvis móvil.
  • Tener buena movilidad diafragmática y costal.
  • Trabajo tónico postural y abdominal.

Mantenerse en un peso saludable y entrenar tu CORE durante el embarazo ayudarán a prevenir una diástasis excesiva de los rectos

Tratamiento de la diástasis recti

Tu fisioterapeuta pelviperineal tras valorar tu diástasis te recomendará el tratamiento más adecuado, que se basa en:

  • Mejora de la calidad del tejido conjuntivo, mediante choques térmicos como la radiofrecuencia.
  • Mejora de la movilidad diafragmática con terapia manual.
  • Potenciación muscular del conjunto abdominolumbopélvico con ejercicios del CORE, hipopresivos, etc.
  • Consejos higiénico-dietéticos si padeces gases o estreñimiento.
  • Reeducación de hábitos para proteger la zona.

Espero que esta entrada te halla sido útil y si sospechas que tienes diástasis recti, estas embarazada o ya has dado a luz no dejes de acudir a valorarte con un fisioterapeuta del suelo pélvico.

Publicado por Edurne Escalada

Fisioterapeuta Uroginecológica y Obstétrica. Especialista en Terapia Manual y dolor miofascial

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: