Dispareunia profunda

Se conoce como dispareunia profunda al dolor asociado a las relaciones sexuales, en concreto a la penetración y que se siente no tanto en la parte externa de la vagina sino más profundamente, refiriéndose a la zona abdominal, vaginal y pélvica.

Las causas de la dispareunia profunda son numerosas y entre ellas se encuentran:

  • Alteraciones de la biomecánica pélvica.
  • Atrapamientos nerviosos.
  • Adherencias postquirúrgicas.
  • Postparto.
  • Endometriosis.
  • Congestión vascular.
  • Malposiciones uterinas.
  • Sdr de vejiga dolorosa
  • Patologías de tipo visceral.

LA FISIOTERAPIA PELVIPERINEAL puede ayudarte tras una historia detallada y una exploración adecuada determinará la causa o causas del dolor y propondrá un tratamiento adecuado para resolverla.

Las técnicas que utiliza la fisioterapia pelviperineal son:

  • Técnicas descongestivas: ya sea terapia manual, drenaje linfático, aspiraciones diafragmáticas. Todo ello con el objetivo de mejorar la vascularización de toda la zona pélvica.
  • Movilizaciones del útero y tratamiento de los fondos de saco: a veces el útero puede estar mal colocado o existir congestión en los fondos de saco, por lo que las movilizaciones uterinas y el tratamiento manual sobre dichos fondos dolorosos mejorarán su mecánica.
  • Movilizaciones osteorticulares: en ocasiones la biomecánica articular se encuentra alterada produciendo zonas de hipertonía muscular y un mal asentamiento de las estructuras viscerales, en cuyo caso el tratamiento sobre la pelvis, caderas (coxofemorales), sacro….será importantísimo.
  • Radiofrecuencia: la radiofrecuencia es una terapia no invasiva que consiste en la aplicación de ondas electromagnéticas de alta frecuencia sobre la piel que provoca el calentamiento controlado de las diferentes capas de la piel favoreciendo la vascularización, mejorando la síntesis de colágeno, disminuyendo el dolor, mejorando el metabolismo y en general ayudando a la reparación de los tejidos.
  • Técnicas de aspiración diafragmática y gimnasia abdominal hipopresiva: las técnicas hipopresivas ayudan a descongestionar la pelvis menor, relajando el diafragma y reequilibrando las estructuras a nivel pélvico.

Si quieres saber más a cerca como la fisioterapia te puede ayudar pincha aquí.

Publicado por Edurne Escalada

Fisioterapeuta Uroginecológica y Obstétrica. Especialista en Terapia Manual y dolor miofascial

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: